Seguro que has disfrutado alguna vez del maravilloso Valle de Tena o del Aragón: Biescas, Sabiñánigo, Jaca… ¿A quién no le suenan hoy por hoy estos nombres? ¿Pero sabías que entre los dos está el desconocido Valle de Acumuer? ¡Descubre con nosotros su historia!

Chenoa, uno de los Ponys del pueblo, posa para la cámara en Isín

ISÍN, víctima del éxodo rural

Situado en pleno Valle de Acumuer, a tan sólo 10 minutos en coche de Sabiñanigo, Isín es, desde que se tiene conocimiento, un minúsculo pueblo más de la geografía aragonesa.

Con una media de población de tan sólo 50 habitantes desde 1842 (fecha del primer padrón municipal del que se tiene constancia), el pueblo será victima del éxodo rural posterior a la Guerra Civil Española, y vendido al Patrimonio Forestal del Estado en su totalidad en 1966.

Es entonces cuando el pueblo, completamente abandonado, sufre el deterioro del tiempo y del inevitable saqueo inherente a su estado. Sólo se salvará la Iglesia, de la que hablaremos en algún futuro artículo, y visitable hoy en día bajo petición previa.


LA RECUPERACIÓN

En el año 2000, la Fundación Adislaf-Benito Ardid comenzó a reconstruir el pueblo respetando la arquitectura típica de la comarca de Serrablo y creando un lugar adaptado a las necesidades vacacionales de usuarios con discapacidad intelectual. Hoy por hoy, y aunque siempre ha estado abierto a todo tipo de turistas, también acoge personas con otro tipo de discapacidades.

Durante la rehabilitación, los trazados originales de las viviendas y calles se respetaron, y siguen siendo visibles hoy en día a lo largo y ancho de todo el centro vacacional.

Isín es, además un espacio deportivo-turístico que engloba una serie de itinerarios o rutas para bicicleta de montaña o todo terreno (BTT), señalizadas, de libre acceso y diferente dificultad que se distribuyen por toda la geografía de la Comarca Alto Gállego.

La tarea no fue fácil dado el estado del pueblo, pero hoy por hoy, puedes descubrir el resultado tú mismo haciéndonos una pequeña visita cuando quieras 😉 Puedes contactarnos aquí.

Como reza el refrán, después de la tormenta siempre llega la calma. ¡Visítanos!


Deja un comentario

es_ESSpanish
es_ESSpanish