¿Crees que por que se acabe el verano se acaban las actividades en el valle? ¡Pues estás equivocadísimo! Hoy, en nuestro blog, te traemos un recorrido en coche  por si te planteas pasar a vernos por el Centro Vacacional Isín.

Puede realizarlo durante todo el año, pero si vienes en invierno, recuerda siempre tener los equipamientos especiales en el maletero. ¡Nunca se sabe!

PARTE 1: Conociendo Santa Elena

La primera etapa de nuestro recorrido en coche se centra en descubrir los lugares de interés del Valle, empezando por el fuerte de Santa Elena (Biescas) y sus alrededores.

Para llegar, iremos hasta Sabiñánigo y tomaremos la N-260 en dirección Biescas durante 20km. Nos costará apenas 20 minutos llegar y podremos dejar el coche justo en la entrada, donde suele haber espacio de sobra con frecuencia. En caso de no disponer de él, podemos continuar la carretera unos 20 metros, donde encontraremos un lugar donde estacionar a los pies de la Ermita.

EL FUERTE DE SANTA ELENA

Este fuerte se construye, al igual que Col de Ladrones o el Rapitán, con la intención de controlar el paso fronterizo con Francia. Desde Felipe II (Rey que ordenó su construcción) hasta Carlos III, el castillo sufre diferentes cambios adaptados al periodo militar del momento y sus necesidades.

Durante la Guerra de Independencia, queda parcialmente destruido, y se reconstruye, con su estructura actual, a finales del Siglo XIX. Durante la Guerra Civil, será un lugar fundamental en la defensa de Jaca por parte del bando sublevado, generándose una Bolsa en el Valle que retrasará a la República en su intento por tomar Biescas al asalto.

 

LA ERMITA

A su lado, encontrarás también la Ermita de Santa Elena (que mezcla estilos Góticos, Mozárabes y Barrocos). Esta ermita, considerada milagrosa, tiene una fuente conocida en todo el valle, a la que se le atribuye una profunda carga espiritual.

La ermita de Santa Elena, fotografiada desde la carretera N-260

La leyenda

La Leyenda dice que la emperatriz Elena, hoy santa, vino a parar a estas montañas huyendo de la persecución de los moros por su influencia cristiana en su hijo, el emperador Constantino, quien finalmente promulgó el Edicto de Milán, que prohibía la persecución de los cristianos y fue precursor de los posteriores edictos que terminaron con el culto a los dioses romanos. 

Santa Elena, en su camino de huida, se refugió en una cueva donde las arañas tejieron de forma milagrosa una gruesa tela de araña en la entrada para ocultarla de sus perseguidores. Cuando éstos llegaron y vieron la cueva con la tela de araña bloqueando la entrada pensaron: “Donde la araña tejió, Santa Elena no entro”, dejando así de buscar a la Santa en esa zona.

Extraido de la web del Valle de Tena

 

Sea cierta o no, lo cierto es que la leyenda no viene sino a reforzar la histórica predilección del Valle por esta Santa, a la que se sigue venerando anualmente en las Romerías en su honor de la segunda semana de Mayo.

Además, independientemente de su sentido religioso, te ofrecerá una vista alucinante sobre el Pueyo de Jaca desde su parte alta. Debajo, podrás explorar la cascada y hacer magníficas fotografías de tus vacaciones 🙂

¡Créenos, no te la puedes perder!

 

Los Dólmenes

Aunque oigas hablar de “Los Dólmenes” (en plural) sólo encontrarás uno si te acercas hasta allí. Esto se debe a que, hasta 1936, el lugar en el ahora encontramos el conocido Dolmen de Santa Elena, acogía 2.

Durante la Guerra Civil, los Dólmenes se destruyeron, y fueron reconstruidos por expertos en la década de los 60.

Su acceso es extremadamente sencillo, y ofrece unas vistas panorámicas al fuerte.

 

¡Nos vemos la semana que viene para seguir con nuestra ruta!

¿Donde queréis que nos vayamos?

 

 

INFORMACIÓN ADICIONAL

Duración aproximada de la visita total: 2h30
Acceso sencillo
Aparcamiento gratuito
Para hacer con niños todo el año
Recorrido en Wikiloc disponible aquí

 

 

 

es_ESSpanish
es_ESSpanish