Santa Orosia es, sin duda ninguna, una de las excursiones más míticas de toda la Jacetania. Hoy, en el blog del centro vacacional de Isín, os explicaremos cómo llegar, la dificultad y las posibilidades para hacerla.

Ermita rupestre camino a Santa Orosia

ORÍGENES

Antes de realizar la excursión, tal vez debamos entender de dónde viene el nombre de la zona que vamos a visitar. Santa Orosia es la patrona de Jaca. Se dice que era una princesa de la antigua Bohemia, que venía a casarse con un noble a la península. Sin embargo, durante su viaje y una vez cruzados los pirineos, se toparon con una partida de musulmanes. Estos últimos la apresaron y la llevaron ante su rey, que viendo la nobleza de su linaje, le obligó a casarse con ella. Sin embargo, Santa Orosia, firme defensora de su fe y de su condición, se negó. Fue condenada a muerte, siendo decapitada.

Hoy, sus restos se reparten entre cabeza y cuerpo, que se guardan en Yebra de Basa y la catedral de Jaca respectivamente.

EXCURSIÓN A SANTA OROSIA

Vamos al lío. ¿Estás listo para andar? ¡Pues cálzate las botas! Tenemos 4h30 de excursión por delante (subida y bajada). Eso sí, aunque tardemos, créenos, te va a encantar lo que vas a ver.

La primera parada importante se realiza en Yebra de Basa. Para llegar desde el centro vacacional Isín tendrás que acercarte hasta sabiñánigo y tomar la salida en dirección Fiscal. La carretera es muy cómoda y en apenas 20 minutos estarás en el pueblo.

Cuándo llegues, aparca en el pueblo. Allí, cálzate las botas y disponte a seguir la pista en dirección al barranco de santa orosia. Una vez allí, la ruta es sencilla, aunque algo larga si no estás acostumbrado a andar.

Este es el recorrido de Wikiloc, que puedes visitar y enviar a tu dispositivo para no perderte ningún detalle.

 

Por el camino, hasta la ermita final, encontraremos un total de nueve puntos de culto. Algunos llaman a esta ruta “la ruta de las ermitas” 🙂 ¡Ya te imaginarás porqué! Entre ellos, muy rápidamente divisarás la de Escaroniellas, la segunda contando la del mismo pueblo. Justo después, y bastante cerca, la de las Arrodillas.

Más adelante, y tras dejar atrás un camino empedregado llegarás a una parte del recorrido que harás a la sombra, volviendo a aparecer la vegetación. Al cabo de algo más de una hora de ruta aparecerán ante tí las dos ermitas de la cueva.

Aunque este recorrido es especialmente famoso por estas dos ermitas, no dejes de visitar la última de ellas, la ermita de santa orosia. Allí podrás terminar tu ruta. Tendrás zonas de descanso con una fuente de agua fresca para revitalizarte.

Desde esta última explanada podrás contemplar todo el valle, ya que, sin contar el monte Oturia, es una zona dominante. Por ello, fue elegida por las tropas republicanas para emplazar una batería de artillería para bombardear sabiñánigo durante la guerra civil. Las cicatrices del conflicto aún pueden verse en la ermita, rodeándola un sistema de trincheras, parapetos y búnkeres, que aún siguen en pie y que sirvieron de refugio a múltiples excursionistas desde su construcción hace ya 80 años.

A partir de aquí, puedes tomarte la vuelta con calma, o seguir tu ruta hasta el monte Oturia que mencionamos con anterioridad. Esa posición no es especialmente dura, pero aumentará en una hora la excursión total. Eso sí, las vistas merecen realmente la pena.

Recuerda: La pista está habilitada para vehículos, pero te recomendamos hacerla a pie para disfrutar al máximo de la experiencia.

Características de la ruta

Ruta total: 13 kms
Tiempo para realizarla: 4h30
Desnivel: 735m
Punto más alto de la excursión: 1556m

 

Powered by Wikiloc

Deja un comentario

es_ESSpanish
es_ESSpanish